Y los brasileños dijeron NO al lulopetismo

Pocas veces una elección en Sudamérica suscitó tanto pánico en la izquierda internacional, sus compañeros de ruta e inocentes-útiles. Al inicio y durante largos meses, la prensa se obstinó en ignorar al candidato que se oponía al PT, además de comunicar la impresión de que el pueblo brasileño deseaba la vuelta a la presidencia del socialista Lula da Silva. Cuando el ascenso del candidato soslayado se tornó inocultable, se levantó una ola mundial de acusaciones contra él para evitar que los brasileños lo elijan, afirmando que estaban a punto de optar por un régimen fascista, liberticida y asesino. Sin embargo, el pueblo no hizo caso de aquella orquestación publicitaria, y confirmó su rechazo formal al socialismo. Presentamos a nuestros lectores el comunicado alusivo publicado por el Instituto Plinio Corrêa de Oliveira, entidad autónoma y cohermana a la nuestra. El día 28 último —en el cual la Santa Iglesia conmemoró la Fiesta de Cristo Rey— culminó en un clima de…

Sin comentarios