¿Tendrá algo qué ver el Mensaje de Fátima con la actual pandemia China?

En las apariciones de Fátima, en 1917, Nuestra Señora anunció que vendría un castigo si la humanidad no se convertía. Y que sería mucho peor que la guerra que se libraba en esa época, la Primera Guerra Mundial. “Rusia esparcirá sus errores por el mundo”, afirmó. Lo cual ha sido interpretado como la profecía de la Virgen anunciando la expansión del comunismo durante todo el siglo XX. Como evidentemente el mundo no se convirtió, en 1939 estalló la Segunda Guerra Mundial, que produjo 60 amillones de muertos, dejando a Europa en ruinas. Rusia se apoderó de la mitad de Europa, y  pocos años después, también de la mitad del mundo… También dijo que si aun después de ese otro castigo, la humanidad tampoco se convertía, vendría entones otro mucho peor. “El Papa tendrá mucho qué sufrir”, dijo la Virgen a los pastorcitos, y también: “Varias naciones serán aniquiladas”. Para evitar estos castigos, la humanidad debe hacer penitencia y oración,…

Sin comentarios

Los escritos proféticos de Don Orione sobre los ataques a la familia

El sitio Vatican Insider publicó tiempo atrás una entrevista a D. Flavio Peloso, director general de la “Obra Don Orione”. El entrevistado reproduce el texto de una profecía de D. Luigi Orione, canonizado por Juan Pablo II el 16 de Mayo de 2004, sobre la decadencia de la familia. En los años de 1920, Don Orione escribió sobre la nueva situación social y cultural de las mujeres. En ese texto pasó también al referirse al tema de la familia: “Es cristiano, es de caridad ocuparse de la condición de la mujer, o mejor, de la familia cristiana -observa Don Orione. El ataque, aún latente, contra la fortaleza social que es la familia cristiana, guardada y mantenida por la indisolubilidad del matrimonio, presten atención, mañana se tornará furioso. “El feminismo es una parte importantísima de la cuestión social, y nuestra falla como católicos es no haberlo comprendido inmediatamente. Fue un gran error. “El día en que la mujer, libertada de todo aquello…

Sin comentarios