En estos momentos está puesta a consideración del Senado una ley de amnistía a los salvoconductos vencidos, de las armas legales que están en posesión de los ciudadanos. Igualmente, varias alcaldías del País, junto con ONG y algunas entidades cívicas, han propuesto el desarme total de la población civil en Colombia, para lo cual se han estado recogiendo firmas entre la ciudadanía.

Los promotores de esta iniciativa alegan que de esta forma se disminuiría la criminalidad, pues suponen que es con estas armas amparadas que se cometen la mayoría de los crímenes, que ya en nuestro medio son numerosos.

Sobre el particular, la Sociedad Colombiana Tradición y Acción, Entidad cívica que ha venido acompañando y estudiando las causas de los conflictos vividos por el país en las últimas décadas, se permite hacer las siguientes consideraciones, con la esperanza de que sean tenidas en cuenta en los debates.

Primero: Poseer un arma legalmente es un principio fundamental de Legítima Defensa, reconocido en la Constitución. En un país de altas tasas de criminalidad, y en donde el Estado es absolutamente ineficiente en proteger a los ciudadanos, se torna un derecho fundamental que todos aquellos que necesiten un arma para su defensa personal, puedan tenerla.

Segundo: Desarmar a los civiles honestos y legalmente armados es una medida absurda, pues evidentemente, los bandidos y delincuentes no serán desarmados en ningún caso. Ante una medida de estas, el ciudadano honesto entrega su arma, o al menos no vuelve a portarla, para evitar la sanción que le será aplicada. Pero el delincuente jamás entregará el arma clandestina, y además, en esa circunstancia, estará totalmente seguro de que su eventual víctima estará desarmada y no tendrá elementos de defensa.

Tercera: Los delitos cometidos con armas amparadas son mínimos. La inmensa mayoría de los mismos son cometidos con armas clandestinas e ilegales, que se consiguen por montones en el mercado negro, de donde se surten todas las organizaciones terroristas, subversivas y delincuenciales. De nada sirve desarmar a unos pocos ciudadanos cumplidores de la ley, cuando los delincuentes tienen acceso a millares de armas, y el Estado poco o nada hace para desarmar a los bandidos, que son quienes cometen la inmensa mayoría de los crímenes.

Cuarta; Un ciudadano honesto que posea un arma legalmente, es un soporte y un punto de apoyo para las autoridades legítimas. Además, es un defensor inmediato de una persona que esté siendo objeto de un crimen, pues con certeza, la ayuda del Estado llegará después de haberse consumado el acto criminal.

Quinto. El Estado no puede estar en todo momento, en todos los lugares, defendiendo a todos los ciudadanos.

En Colombia, las circunstancias anormales de presencia de guerrillas, grupos paramilitares, narcotraficantes y delincuentes de toda orden, desborda absolutamente la capacidad del Estado de proteger los derechos fundamentales de la ciudadanía. Todos sabemos que la Policía, el Ejército y el Das, son totalmente insuficientes para garantizar el orden público, y en la misma forma proteger la vida, honra y bienes de los ciudadanos, a pesar de los esfuerzos enormes que se hacen para mejorarlos y dotarlos de medios suficientes para alcanzar su objetivo. En muchas regiones apartadas, la presencia de estos organismos es casi nula. Y en algunas de ellas es totalmente nula. Cómo podría prohibirse a los ciudadanos que habitan en esos lugares la única posibilidad que tienen a una defensa legítima?

Sexto. Cuando el Estado prohíbe a los ciudadanos la defensa legítima, debe estar en condiciones de proporcionar una protección absoluta a todos ellos. Y si no lo hace, incurre en la responsabilidad de indemnizar a todos aquellos que son objeto de atropellos por parte de los delincuentes. Cuánto podría costarle esto al Estado colombiano?

Séptimo. El Estado está en todo el derecho de reglamentar el porte de armas y de establecer sanciones para quienes violen las normas exigidas. Pero una vez concedida la autorización, ese permiso debe ser respetado por toda y cualquier autoridad, considerando la inminencia de peligro en que están inmersos numerosos compatriotas, porque tienen negocios con alto riesgo de asaltos, o mueven sumas en efectivo para cancelar obligaciones, como los ganaderos y agricultores, o viven o pasan temporadas en zonas rurales donde no hay autoridad en las cercanías para protegerlos.

Octavo. Igualmente, la expedición y renovación de los respectivos salvoconductos para portar armas, debe ser atendida en forma eficiente por parte del Estado. Actualmente, este servicio es uno de los más ineficientes, causando grandes inconvenientes a quienes lo solicitan, pues a veces requiere de semanas y meses para hacer los respectivos trámites, lo cual, además, inevitablemente genera corrupción.

Noveno. Según estudios muy serios y objetivos hechos en muchas naciones occidentales, la presencia de ciudadanos armados legalmente disminuye la criminalidad en forma ostensible. Es evidente que hay excepciones, y que también se presentan accidentes desafortunados. Pero son tan pocos los casos, que ello no amerita de ninguna manera que se prohíba el porte de armas.

Por ejemplo, Estados Unidos es el país con mayor número de armas entre la población, lo cual hace que esta nación tenga uno de los índices de criminalidad más bajos del mundo. Es inevitable que se presenten accidentes con niños que manipulan armas sin permiso de sus padres, por descuido de estos. Sin embargo, es mucho mayor el número de niños que mueren o sufren accidentes graves en las piscinas de sus casas. Es esta una razón para que a alguien se le ocurra prohibir la construcción de piscinas en casas o conjuntos residenciales?

Décimo. En el Brasil, donde los índices de violencia y criminalidad no son mayores que en Colombia, se realizó un referendo sobre el comercio de armas y municiones, en Octubre del ano 2.005. En total, 92 millones de personas votaron, de las cuales 36% votaron por la prohibición, (33 millones) y 64% (59 millones ) votaron por la necesidad de preservar el derecho a la legítima defensa, permitiendo a cualquier persona el derecho a comprar un arma.

Si eso es en Brasil, donde no hay guerrillas, ni grupos paramilitares, ni organizaciones terroristas activas, tal como las hay en Colombia, cómo será la opinión en Colombia, donde las amenazas son mucho mayores?

 

En el vecino país de Brasil, la conocida sociedad Tradición Familia y Propiedad TFP hoy asociación de fundadores… promovió una campaña de esclarecimiento sobre el tema de las armas y de que la población civil pudiera portarlas o no para su defensa.

Después de meses de estudiar minuciosamente el tema la entidad obtuvo su primer triunfo al recibir el controvertido tema un amplio respaldo de la opinión pública y que llevo finalmente a la convocatoria de todo un plebiscito. Efectivamente este se realizó el pasado mes de octubre y obtuvo resultados de triunfo con votaciones en contra del desarme de mas del 70%!

Millones de brasileños acudieron a las urnas y se mostraron de acuerdo en que la legítima defensa es un derecho natural y uno de los más elementales en las legislaciones.

En Colombia la situación que merecerá un estudio especial, pues mientras Brasil no tiene el problema del terrorismo exacerbado, en nuestra patria, por esto mismo y a priori necesita una legislación más clara y justa: Colombia vivió la triste experiencia de ver a los guerrilleros prolijamente armados y hasta los dietes, con una propaganda que realzaron hasta la saciedad los medios de comunicación, mientras las legislación para los ciudadanos de bien se hacía cada vez más pesada, más complicada, y de mayor intervención estatal.

Esta situación compulsoria y que revisada caso por caso no ha dejado de ser apabullante quiere eliminar de nuestra vida y de nuestras leyes elementales derechos y por llo que se hace urgente una revisión.

Justamente todo un pueblo se manifiesta a favor de este derecho y lo hace con mas fuerza al ver a su país hermano subyugado por una violencia que ellos no quieren y por las que legítimamente se manifiestan para defenderse y defender a su país.

Motivo de análisis será entonces este tema para la nueva legislatura que entra a gobernar y no abandonar a sus electores por normas que ya han demostrado cuán erradas y dañosas han sido para todos los ciudadanos de bien y para sus más primarias libertades y derechos.

De la controversia brasileña extractaremos ilustrativos temas, argumentos y ejemplos.

Carta do Rev.mo Padre Antônio Lorezatto

El 23 de octubre se realizo en todo brasil un referendo, o sea, una consulta popular para que este se manifieste a respecto del comercio de armas y municiones en el país.

La pregunta es confusa, y sería más transparente si fuese así: Está usted a favor o en contra de portar armas y municiones en el país? Todos deberíamos estar desarmados…

Pero los criminales no piensan así y portan armas sofisticadas.

Nosotros recibimos de Dios el don de la vida. Y para conservarlo necesitamos de bienes materiales que el agresor nos lo quiere quitar y nosotros tenemos el deber de proteger.

Dios al dar la vida a los animales les dio armas para su defensa…La abeja con el aguijón; la cobra por el veneno; la liebre y al siervo con la velocidad; al gato los dientes y las garras afiladas; al perro la terrible mordisco; al burro y al caballo, las cosas devastadoras; al toro los cuernos; a otros el mimetismo como disfraz etc.

A nosotros el Creador no nos concedió ninguna de estas armas pero nos dio la inteligencia para descubrir medios mecánicos para nuestra defensa.

Los cerca de 260 millones de reales (130 millones de dólares) que no se gastarían en este referendo…

Si venciere el “si” y lega la era del desarme todos quedaran desarmados. Quienes no se desarmarán serán los criminales que conociendo esto, multiplicaran sus ataques a las personas y a las residencias…

En cuanto el gobierno no desarma a los bandidos y no nos proporcionan seguridad opto por e uso de armas de fuego de defensa. Si el desarme sucede, seremos todos ovejas indefensas y los lobos atacan es a las ovejas indefensas.

DOCTRINA CATOLICA Y DESARME

En 1994 el Consejo Pontificio Justicia y Paz publico un documento sobre el comercio internacional de armas (editorial Voces) y en la pagina 17 reafirma el derecho que tenemos a la legítima defensa.

“En un mundo marcado por el mal y por el pecado, existe el derecho la legítima defensa por medio de las armas” (cfr. Constituição Pastoral Gaudium et Spes, 79). Tal derecho puede convertirse en un derecho de gravedad para quienes son responsables por la vida de otros, por el bien común de la familia o de la comunidad civil (cfr. Catecismo da Igreja Católica, n. 2265). Solo este derecho justifica tener r y traspasar armas”

ALGUNOS PASAJES Y CITAS BIBLICAS

Sabed que si el padre de familia supiese en que hora de la noche vendrá el ladrón, vigilaría y no dejaría asaltar su casa. (São Mateus, 24,43)(Lucas 22:36)

Cuando, por esto, a estos mis enemigos, que no quisieran que yo reinase sobre ellos, traedlos aqui y ejecutadlos en mi presencia (Lucas 19:27. Em uma parábola, mas dito com aprovação.)

Cuando un hombre fuere guarda armado (amtus en latin) su casa, esta con seguridad los bienes que posee. Pero si sobreviene otro mas fuerte que el y lo venciara, este le botara todas la armas en que confiaba y repartira sus despojos ( São Lucas, 11,21)

Cuando yo os mande caminar sin bolsa y sin alforja y sin zapatos os falto por ventura alguna cosa? Y ellos respondieron: Nada. Les dices entonces Jesús Ahora quien tenga bolsa y alforjas tómelas; y quien no tiene espada venda su túnica y compre una espada. (Lc. 22, 35-36) Éx 22:2

Si el ladrón fuere enclntrado a asaltar una casa y fuere herido de muerte, quien lo hirío no será reo de sangre; Dice Jesús “No pienses que viene a traer paz a la tierra; no vine a traer paz si no la espada (Lc. 22, 35-36).

“Cuando sin embargo esos mis enemigos, que no quisieron que yo reinase sobre ellos, traedlos aqui y ejecutadlos en mi presencia” (Lc 19-27)

Y para quien crea que estas palabras están superadas aqui está el concejo de Nuestro Señor Jesucristo: “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán” (Mat 24:35).

Desarme no y no!

FRASE DE SAN AGUSTIN

Así las violencias defensivas siempre sean una triste necesidad a los ojos del hombre de principios, sería aún más lamentable si malhechores dominan a los hombres justos (San Agustín (354-430)

No os dejéis influenciar por la red Globo y por los mensajes de izquierda (Lc. 22, 35-36) Vote NO al cercenamiento de la legítima defensa. No os dejéis influenciar por la red Globo ni por la izquierda ‘católica’ (pues est no representa la Iglesia! Vea: Las Conferencias Episcopales no tienen la base teológica, ni hacen parte de la estructura indispensable de la Iglesia como fuera deseada por Cristo: Tienen solamente una función práctica concreta’ Cardenal Joseph Ratzinger-hoy Benedicto XVI- La fe en Crisis EPU Sao Paulo Brasil 1985 o. 40)La legítima defensa de las personas y de la sociedades no son una excepción a la prohibición de matar al inocente que caracteriza al homicidio voluntario. “La acción de defenderse puede acarrear un doble efecto: Uno es la conservación de la propia vida y el otro es la muerte del agresor. Solo se busca el primero, el otro no” (Santo Tomás de Aquino. Sth II-II, 64.7)

La legitima defensa puede ser no solamente un derecho mas un deber de grave cumplimiento para aquellos quines son responsables por la vida de otros, por el bien común de la familia o de la sociedad. Preservar el bien común de la sociedad exige que al agresor se le prive de las posibilidades de perjudicar a otro.

A este título la enseñanza tradicional de la Iglesia reconoció como bien fundamentado el derecho y el deber de que la legítima autoridad pública aplique penas proporcionales a la gravedad de los delitos, sin excluir en casos de extrema gravedad la pena de muerte. Por análogas razones quienes detentan la autoridad tienen el derecho de repetir con las armas a los agresores de la comunidad civil por la que son responsables.

La pena tiene como primer efecto compensar el desorden introducido por al falta. Cuando esta pena es voluntariamente aceptada por el culpado tiene el valor de la expiación. Además de esto, la pena tiene un valor medicinal, debiendo en la medida de lo posible contribuir para la corrección del inculpado (Lc 23, 40-43). (Catecismo da Igreja Católica, nn. 2265-2266) Evangelium vitae Ioannes Paulus PP. II 1995 03 25

La Biblia y la Legítima Defensa, por Mns Walker mensaje: Jesús ordeno a sus discípulos hacer algo interesante en Lc 22:36. El dijo: “El que no tenga espada venda su capa y compre una” Esto se opone abiertamente a la imagen pacifista que muchas tienen del Señor Jesús. Algunos intentan espiritualizar el significado obvio de la instrucción de Jesús. El estaba hablando literalmente de una espada. Así parece que sus discípulos lo entendieron lo que quiso decir por el versículo 38 que demuestra el uso inapropiado del arma por Pedro. El punto es que Jesús dijo a sus discípulos que tuvieran una espada. A que propósito sino para su defensa? La reprensión de Jesús por el uso que Pedro hizo de la espada aquella noche se debió a la naturaleza de su misión -la cruz- y no a la condenación absoluta del uso de una espada para la defensa. La declaración de Jesús de que todos los que tomen la espada a espada perecerán.

El antiguo testamento revela el reconocimiento y el apoyo divino de la ‘validade’ de la defensa y también hasta de la necesidad de la eliminación de la vida humana, tanto por naciones como por individuos. Quienes ‘piadosamente’ citan la Biblia cuando dicen ‘no matarás’ diciendo que toda vida es dada por Dios y que no tenemos el derecho de quitarla con las propias manos hablan sin leer el resto de la Biblia. En el mismo libro Dios específicamente ordeno la ejecución de personas por crímenes tales como la blasfemia, la perversión sexual, adulterio, secuestro y asesinato. En la cuestión de la autodefensa, la ley proclama abiertamente que si un hombre encuentra un ladrón en su casa, de noche, y lo mata constituye un medio aceptable de proteger el hogar y la propiedad de la persona, (Ex 22.2) Sabiendo que el individuo de pende de la propiedad para vivir, Dios nos concedió el derecho de usar los medios que juzgásemos necesarios para la protección de nuestra vida, de nuestra familia y mantener la propiedad.”

Tomado del artículo del Coronel Paes de Lira (Excomandante de la Policía de S. Paulo)
para la revista Catolisismo: www.catolicismo.com.br

Dice el Coronel: El estado no puede alarrogarse el monopolio del coraje. No puedo, además dejar de levantar la cuestión más crucial: El Estado no tiene derecho de tutelar la disposición humana para el enfrentar el peligro. Cualquier persona de bien que atienda algunos requisitos de ley puede ejercer el derecho natural a la autodefensa y a la defensa de los suyos aun que le cueste caro. Que seria de una nación cuyos ciudadanos fueran todos educados para repudiar las armas y el derecho a la defensa? Quien iría a las formaciones de la fuerza pública? Cómo se movilizarían en defensa de la patria y de las instituciones si no quedaran sino personas que tengan miedo de las armas y que acepten la paz a cualquier costo, aun que sea la esclavitud y la dominación extranjera el ahogo de la libertad, la tranquilidad propia de los malos (…)

(…) La paz y la libertad solamente se aseguran por personas honestas.

No estoy afirmando que no ocurran homicidios por desavenencias banales entre personas sin antecedentes criminales. Pero este hecho es estadística-mente residual y acontece sin el empleo de armas de fuego . Una colección de noticia que tengo en mi poder, publicadas en el breve tiempo 18-05-05 y 10-06-05, demuestra que cuando un ser humano toma la decisión de matar a otro, poco importa si tiene un arma de fuego. Son 15 casos en solo 23 días en que los homicidios dolosos fueron perpetrados con instrumentos como: cuchillo de cocina, veneno, golpes y puntapiés, fuego, planchas de ropa, gato hidráulico y estrangulamiento. No creo que pase por la cabeza de una persona sensata prohibir la fabricación de estos instrumentos!