Desafortunadamente, 2021 tuvo un mal comienzo. En medio de nuevos bloqueos, crisis gubernamentales y tensiones en diferentes partes del mundo, este año promete ser difícil e impredecible.
 
Los acontecimientos en los Estados Unidos están ejerciendo presión sobre una de las democracias más consolidadas del mundo, mientras el espectro de una dictadura global se eleva en el horizonte.
 
Desde la censura mediática a Trump, y no solo a él, la ley mordaza Zan-Scalfarotto en Italia, las imposiciones gubernamentales por cuenta de la emergencia sanitaria, parece que estamos entrando en un nuevo paradigma histórico, en el que la izquierda se quita la máscara liberal y sonriente para asumir su verdadero rostro: el de una bestia enojada.
Por Eugenio Trujllo, 16/01/2021
Para Newsletter dell’Associazione Tradizione Famiglia Proprietà