Particularmente cruel, este vídeo de una sesión de “coaching” destinada a motivar a los empleados de un hotel en el nordeste de China suscitó un clamor entre los internautas. Ellos se inquietan por los métodos, que nada tienen a envidiar de aquellos practicados en Corea del Norte.

En China, no es raro que las empresas organicen sesiones de canto y eslóganes para motivar a sus empleados antes del comienzo de la jornada de trabajo. Pero el desempeño de las atendientes del Hotel Arirang, en la ciudad de Dandong, en el nordeste de China (cerca de la frontera con Corea del Norte) llenó de horror a los utilizadores de las redes sociales. Las empleadas son reunidas en una especie de seminario de empresa, durante el cual ellas son llevadas a repetir sin cesar eslóganes glorificando la compañía. Las jóvenes son forzadas a participar de ejercicios absurdos, como el de arrojarse diversas veces contra una soga tendida representando un obstáculo, hasta el agotamiento.

Las imágenes fueron pasadas el 8 de enero, durante la realización de la reunión anual del personal del hotel. Y ya fueron vistas por más de 2 millones y medio de veces en Yoku, el equivalente chino de You Tube, y largamente comentada en el sitio de microblogging Weibo.

Contactada por RFI, una empleada del establecimiento explicó: “Este acontecimiento se destinaba a reforzar la solidaridad en el seno del personal. Todos los obstáculos, todas las dificultades encontradas en los años anteriores, se procura transformarlas en puntos fuertes”.

france24.com

17 de Enero de 2013