No queda ninguna duda: Los medios de comunicación obedecen ciegamente a una inteligencia que les manda y les ordena. Es algo similar al nuevo formato del Tiempo que muestran a la opinión pública: Qué pensar, que hacer que leer. Esa inteligencia maneja a los medios de comunicación y estos pretenden hacerlo con la opinión pública. ¿Por qué entonces la ciudad luz así haya sido en Disney World festeja el fin de año con tan maravillosos fuegos artificiales? No fueron noticiados. En Cambio unos en el lejano Oriente o por allá en Australia, insípidos desde una torre altísima en comparación a los franceses los publican como si fueran los más extraordinarios. Es porque esa inteligencia y los medios de comunicación quieren sobre valorar a esos países. En el lejano oriente, naturalmente la China comunista. En Australia también. Cosa curiosa es constatar la inversión del espectáculo. Por belleza y por naturaleza los fuegos artificiales se elevan al cielo de donde se abren en esplendoroso juego de luces. En este caso se dirigen hacia abajo no al cielo sino a la tierra. Se pretende así resaltar lo inverso de estos juegos lo inverso de lo maravilloso y tendenciosamente olvidan y quieren ignorar las luces de la Civilización Occidental. Veámoslo en su esplendor.

4 de Enero de 2011

Feu d’artifice du nouvel an 2011 à Disneyland Paris

Feu d’artifice en intégralité, OL fin de saison 2010-2011